¿Qué potencia debo contratar?

OPTIMIZACIÓN DE POTENCIAS

Cuando hablamos de optimización de potencias surge la duda: ¿Qué potencia debo contratar?

El análisis comparativo de la potencia contratada y la potencia consumida debería ser una tarea imprescindible en las empresas. Este análisis puede reducir la factura entre un 5% y un 25% como en este caso. 

En 2013 las compañías distribuidoras de energía exigieron que todos sus clientes en sus puntos de suministro contraten una cantidad de potencia determinada. En función de la energía contratada cobran una cantidad. Esto es lo que se conoce como el término fijo de potencia, el cual ha ido aumentando convirtiéndose en un lastre en la factura eléctrica. (Lee la noticia aquí

Escission no es una comercializadora energética. Por lo tanto, los estudios de eficiencia realizados son completamente objetivos, garantizando que el cliente conseguirá sacar el máximo partido a su factura. Buscando respuesta a las siguientes preguntas:

  1. ¿La energía que tenemos contratada es la necesaria?
  2. ¿Se puede mejorar el precio del kW?
  3. ¿Qué penalizaciones puedo tener por maxímetro y cómo evitarlo?

DESCRIPCIÓN

El objetivo de este proyecto era, por tanto, minimizar el coste de la potencia facturada disminuyendo el término fijo de potencia. Todo esto sin dejar de dar servicio a las instalaciones dependientes ni incurrir en consumos excesivos que penalizaran al cliente.

 

Hay que tener en cuenta que la potencia demandada por las instalaciones debe situarse en el rango de entre el 85% y el 105% de la potencia contratada. Tal y como se establece en  el R.D. 1164/2001, en el que se fijan una serie de umbrales para las tarifas 3.0A. Por ejemplo, si el maxímetro marca:

  1. menos del 85% de la potencia contratada: Se facturará el 85% de la potencia contratada.

  2. entre el 85% y el 105% de la potencia contratada: Se facturará el valor que registre el maxímetro.

  3. por encima del 105% de la potencia contratada: Se facturará el valor que registre el maxímetro más el doble de la diferencia entre ese valor y el 105%.

El cliente tenía contratada la potencia con la siguiente distribución:

 

P1

P2

P3

Potencia (kW):

110

110

110

Asumimos los siguientes precios para cada uno de los tramos: 

 

P1

P2

P3

Precio (€/kW y año):

43,71665833

27,43729333

19,29158833

Con esa distribución el término de potencia suponía una facturación media de 8793,01 €/año

¿Qué alternativas tiene el cliente para ahorrar en ese término?

Tras el análisis del histórico que el cliente nos proporcionó, llegamos a la conclusión de que había dos posibilidades en función del perfil de riesgo del cliente. 

  1. Una alternativa determinista, en la que se utilizaría el histórico de los maxímetros como la base para el cálculo del gasto a futuro. De esta forma, se conseguiría una reducción media del término de potencia y un consiguiente ahorro de 468,44 €/año pero la probabilidad debido a la variabilidad de consumos podría suponer pérdidas no despreciables.

 

 

P1

P2

P3

Potencia (kW):

89

101

93

Esta fórmula es la que utilizan la mayoría de las empresas de eficiencia energética cuando ofrecen un estudio del consumo. El problema de esta configuración es que el ahorro no está asegurado si: 

    • el cliente comienza a cambiar sus hábitos de consumo o 
    • si las distribuidoras cambiaran sus tarifas en el futuro.
  1. La segunda alternativa tiene en cuenta la incertidumbre y las posibles variaciones en los consumos. Para ello se trata de ajustar los máximos mensuales de los maxímetros a una distribución de probabilidad, que en este caso siguen una distribución Generalizada de Extremos y tener en cuenta la estacionalidad de los registros. 
 

P1

P2

P3

Potencia (kW):

92

106

91

*(Se puede acceder al informe completo al final de la página)*

Con esta fórmula el ahorro medio alcanza la cifra de 458,77 €/año, algo inferior al caso determinista, pero prácticamente nos aseguramos que no vamos a incurrir en pérdidas con respecto a la alternativa de no cambiar las potencias contratadas.

Si el perfil es adverso al riesgo, la mejor opción es seleccionar la solución que tiene en cuenta la volatilidad. Si el cliente es propenso al riesgo entonces la elección de la solución determinista puede ser válida también. 

En ambos casos la solución es más ventajosa que la actual, ahorrando de media en torno a un ~6%.   

Una ventaja adicional de la metodología propuesta es que somos capaces de proponer cambios de potencias para clientes que hayan instalado placas solares. Con información climática pasada y las características de la instalación, podemos incorporar a los consumos históricos esta información y seleccionar la contratación de potencias más adecuada con la nueva configuración, sin necesidad de esperar uno a varios años a tener registros suficientes.

Optimización de potencias: Información adicional

Para entender cómo funciona el método de ajuste que se utilizó en este proyecto puede acceder al artículo utilizado como referencia.

Detalles

Servicio: Análisis de la potencial reducción de potencia contratada.

Fecha: Cuarto trimestre de 2019.

Recursos

Descarga nuestro informe completo sobre Optimización de potencia: ¿Qué potencia debo contratar?